Los padres de Paula querían una sesión de fotografía newborn muy natural.
Paula tenía apenas un mes cuando la visitamos en su casa, era un bebé tranquilo y plácido, rodeado de las atenciones de sus nuevos y recién estrenados padres, incluso su compañero de 4 patas atendía solícito a las necesidades del nuevo miembro de la familia.

Empezar una familia es un trabajo muy duro, el cambio de vida, el cambio de rutinas, la incertidumbre del no saber. Un recuerdo plácido y tranquilo  de esos momentos, son un oasis para la memoria. Al natural, sin artificios, tal qual es cada familia, en su entorno, a su ritmo.

 

Fotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelonaFotografo familia barcelona

Leave A

Comment