Ali y Lucas sabían que su boda sería tan inusual como ellos mismos. Decidieron que querían hacerla en el jardín de su casa familiar en Puigcerdá, nada peculiar en ello hasta que descubres que el jardín es la finca rústica más grande de todo el pueblo, que es allí donde se conocieron y jugaron de niños y es allí donde tenía que ser la pedida antes de que un gripazo estropeara la sorpresa. Llegados a ese punto uno sabe que esa boda marcará un antes y un después.
Ellos han hecho que nuestro trabajo cobrase sentido en cada segundo del día de su boda y que el resultado fuese memorable. Ellos pasan poquito a poquito a formar parte de nuestro círculo de novios-familia que tanto disfrutamos.
Gracias por ser tan top <3

WP: Cirera Cabani
Flores. Ni Flauers
Vestido novia: The avant
DJ: Alex Permanyer
Carpas: ASE Carpas
Asistente fotografia: Joan Diví
 

Leave A

Comment