Elisa y Albert son muy de aquí, muy de playa, de sal, y de este mar tan nuestro. La primera vez que salieron a pasear recorrieron el pinar más antinguo de la zona, situado a medio camino de sus casas, tan auténtico y vibrante como ellos.
Por eso hemos vuelto, para estar seguros que ese paisaje les acompañe para siempre, en su nueva vida de casados que llegará muy muy en breve.


Leave A

Comment