Can Mora siempre es una apuesta segura. Sobriedad y delicadeza en todos sus rincones, Perfectos para Marta y para Rafa, venidos de Madrid para celebrar una boda rodeados de complicidad, alegría y muchas dosis de positivismo frente a la previsión de lluvia. Una boda alegre y llena de pequeños guiños a unas familias muy bien avenidas.

Lugar: Can Mora de Dalt
Vestido de novia: Fátima González Atelier
Catering: Azulius

Leave A

Comment