El hecho de casarse presupone actitud, aprecio, respeto y un amor fuerte y profundo, pero volver a casarse años mas tarde por segunda vez, presupone una visión de la vida romántica hasta el infinito. La ilusión que esto acarrea está basada en la experiencia y no en el “desconocido” de la primera vez. Tener hijos mayores y adultos, tener la certeza de que no es la ilusión de juventud, sino el amor juicioso de una adultez cargada de experiencias. Me emociona ver que quien se tira a la piscina es, puedes darlo por seguro y ahora si, para siempre.

160610_mjose_ignasi01 160610_mjose_ignasi02 160610_mjose_ignasi03 160610_mjose_ignasi04 160610_mjose_ignasi05 160610_mjose_ignasi06 160610_mjose_ignasi07 160610_mjose_ignasi08 160610_mjose_ignasi09 160610_mjose_ignasi10 160610_mjose_ignasi11 160610_mjose_ignasi12 160610_mjose_ignasi13 160610_mjose_ignasi14 160610_mjose_ignasi15 160610_mjose_ignasi16 160610_mjose_ignasi17 160610_mjose_ignasi18 160610_mjose_ignasi19 160610_mjose_ignasi20 160610_mjose_ignasi21 160610_mjose_ignasi22 160610_mjose_ignasi23 160610_mjose_ignasi24 160610_mjose_ignasi25

Leave A

Comment