Cuando se casan amigos la fiesta parece más fiesta y el trabajo menos trabajo. Marc y Erica son una pareja auténtica, informal, en el mejor sentido de la palabra; y esta “informalidad” impregnó cada segundo del día de su boda. Consiguieron ser ellos mismos durante toda la jornada e hicieron sentir a toda su familia y amigos como en casa.
La lluvia de la noche anterior no limitó ni de cerca las posibilidades del lugar escogido por ellos para celebrar su fiesta, y su originalidad, su alegría y su espontaneidad marcaron cada situación, haciéndola mucho “más” de lo esperado.
Muchas felicidades!!

Dónde: Mas Berenguer
Cátering: L’empordà

Leave A

Comment